Carta de una cámara a un amigo fotógrafo

Publicada el Categorizado como Crecimiento fotográfico
Foto suministrada por Ismael Martínez
Foto suministrada por Ismael Martínez
Home » Artículos » Crecimiento fotográfico » Carta de una cámara a un amigo fotógrafo

¿Te imaginas qué cosas diría la carta de una cámara a un amigo fotógrafo si pudiese razonar y comunicarse con él? El reconocido fotógrafo norteamericano de vida silvestre y escalador, Galen Rowell (1940-2002), redactó una carta. En ella, escribe como si fuese una cámara hablándole a un amigo fotógrafo. Aquí les comparto un extracto de ésta.

Querido amigo fotógrafo(a):

Quisiera contarte algunas cosas sobre mí para que nos podamos conocer mejor. Tú y yo vemos las cosas muy diferentes. Allí donde tus ojos ven claramente iluminado con luz intensa, yo solo veo blanco. Donde tus ojos ven detalles entre sombras yo, como si fuera una persona ciega, veo negro.

Recuerda que solo soy uno. Tú tienes dos ojos. No esperes a que vea en tres dimensiones. Si quieres mostrar las distancias relativas, tendrás que sugerirlas según el modo en que posiciones los objetos dentro del marco.

Tú y yo no vemos el color igual. La visión a través de tus ojos la filtra el cerebro que interpreta para ti los colores antes de que tú los veas. Los seres humanos deben haber tenido una necesidad evolutiva de ver los colores independientemente de la luz existente. Ahora les queda  un apéndice visual que data del tiempo en que vuestros antepasados necesitaban reconocer la piel tostada del león pleistocénico en la sabana africana, tanto a la luz de la luna como al amanecer o bajo el sol del mediodía. Pero, si me sometes a mí a semejante variación en la luz, te daría colores que no reconocerías como existentes en la realidad.

Puedo ayudarte a ver el mundo solo si comprendes cómo respondo yo. Sin tu guía nunca podría producir una imagen que tenga un sentido para ti.

Pero, recuerda esta paradoja: si te decides a seguir las reglas, precisas, acerca de todo lo que se puede hacer conmigo, enfoque, exposición, iluminación, composición con diagonales y curvas S, puede que consigas muchas fotos buenas, pero pocas o quizás ninguna que sea fantástica.

Aunque puedo ser el resultado de un elaborado proceso químico, que escapa a tu comprensión, la magia que hay en mí debe venir de ti mismo. Solo hay magia en tu propia visión.

Si tienes alguna duda sobre ello, si aún crees que parte de la magia es intrínsecamente mía, recuerda simplemente todas esas diapositivas poco afortunadas que has tenido que tirar a la basura después de usarme un día en que tu inspiración o tu dedicación atraviesan un bache.

Afectuosamente,

Tu cámara

Fotografía de Ismael Martínez
Fotografía de Ismael Martínez

¿Qué piensas o qué te hizo sentir la «carta de una cámara a un amigo fotógrafo» de Rowell? Comparte con nosotros en los comentarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *