Fotografías de montañas

Publicada el Categorizado como Composición, Crecimiento fotográfico, Modalidades Fotográficas
Fotografías de montañas -Fotografía de Orlando Rodríguez Escobar en Vesturhorn, Islandia
Fotografías de montañas -Fotografía de Orlando Rodríguez Escobar en Vesturhorn, Islandia
Home » Artículos » Composición » Fotografías de montañas

Aunque puedes pensar que retratar montañas no requiere mucha preparación, eso no es correcto. En el siguiente artículo te explicaré algunas técnicas para mejorar tus fotografías de montañas. Lo primero que debes conocer es que no hay un momento “perfecto” para retratar las montañas. Tu fotografía dependerá de qué mensaje quieres llevar al observador. 

Lo más clásico es retratar al amanecer o al atardecer. Las fotos en estos horarios suelen destacar mayores texturas y volúmenes en ellas. Para evitar paisajes que se vean planos, el mejor momento para las fotografías de montañas es justo cuando el sol está bajo. Ya sea, cuando se va a poner o cuando va a salir. La luz que ilumina las montañas en ese momento produce interesantes contrastes de luces y sombras. Lograrás aumentar los relieves de las rocas, además de obtener un paisaje más nítido. En ese momento también lograrás mejores y más elegantes reflejos de las montañas. Justo cuando el sol va a salir o se está escondiendo conseguirás colores hermosos en el cielo desde naranjas hasta violetas o azules.

Si deseas conseguir algún contraluz, puedes capturar la silueta de la montaña o enfocarte en el sol permitiendo que los destellos “flares” iluminen tu fotografía. Así conseguirás una atmósfera que hará sentir al observador que está dentro de esa escena. Si deseas obtener una imagen de misterio, diferente y hechizante, retratar una montaña rodeada de niebla es la manera indicada.

Valle de la Luna, Bolivia _ Foto de Orlando Rodríguez Escobar
Valle de la Luna, Bolivia _ Foto de Orlando Rodríguez Escobar

La composición en la fotografías de montañas

Cuando retrates montañas que incluyan el cielo en la composición, trata de que haya algunas nubes que den movimiento y ofrezcan emociones al observador. Retratar montañas con el cielo completamente claro, libre de nubes provoca que tu fotografía se vea muy plana. Si el cielo está nublado, producirá un filtro natural que resaltará los detalles de las montañas que estás retratando. Estas escenas también producirán cierta emoción de nostalgia en el observador.

Sin embargo, si vas a retratar montañas áridas o desérticas, la luz aconsejada es la luz cenital y dura del medio día. Así podrás transmitir sensación de desolación, abandono o soledad. Por otra parte, si deseas presentar interesantes contrastes, la mejor manera para lograrlo es retratando montañas con nieve. Donde el primer plano presente un paisaje primaveral o árido.

Igualmente, puedes retratar montañas con algún deshielo. Esta composición te ofrece hermosos contrastes del blanco con el verde del paisaje, por dar un ejemplo. Las diferentes estaciones del año también te permiten obtener hermosas composiciones aun de la misma montaña. Retratar montañas en la noche te permitirá crear excelentes composiciones utilizando luz artificial de linternas, luces de carros u otras. Si deseas luz natural puedes utilizar la luz de la luna o auroras boreales.

Foto suministrada por Orlando Rodríguez Escobar - Náfafjall, Islandia
Foto suministrada por Orlando Rodríguez Escobar – Náfafjall, Islandia

Consejos

Tómate el tiempo para observar y estudiar esa montaña que deseas retratar. Siempre busca el lado más bonito de la montaña, no vale solo pararse frente a ella y disparar la cámara. En ocasiones, llegar a esa montaña que deseas retratar requiere caminar mucho, así que utiliza ropa y calzado adecuados. No sobrecargues tu mochila llevando cosas que no vas a necesitar.

Como últimos consejos, siempre lleva tu teléfono móvil con suficiente carga y avisa a algún familiar o amigo dónde vas a estar. Así sabrán dónde buscarte si te pierdes o en el peor de los casos tuvieses un percance mayor. Recuerda que tu seguridad y la protección del lugar, incluyendo flora y fauna, siempre van por encima de cualquier fotografía.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *