Marco dentro del marco

Publicada el Categorizado como Composición, Crecimiento fotográfico, Modalidades Fotográficas
Marco dentro del marco - Fotografía suministrada por José A. Almodóvar.
Marco dentro del marco - Fotografía suministrada por José A. Almodóvar.
Home » Artículos » Composición » Marco dentro del marco

Cuando vas a tomar una fotografía, miras y encuadras, de manera tal, que tu sujeto principal tenga el protagonismo que deseas darle. Sin embargo, cuando dentro del encuadre creas un nuevo marco, vas a atraer la atención a tu protagonista en la fotografía, sea una flor, piedra, ave, etcétera. Es decir, utilizas cualquier objeto dentro de la misma composición para enmarcar lo que sería tu sujeto principal. Esta técnica se llama “marco dentro del marco”. 

Esta técnica también te ayuda a dar una sensación de profundidad a la escena. Se puede lograr si está al frente o detrás del sujeto al que le quieres dar protagonismo en tu foto. Cuando vemos un objeto que crea un marco dentro de la foto, la imagen deja de verse plana. Comienza a dar sensación de tridimensionalidad. Los marcos clásicos, aunque son previsibles, siempre funcionan. Los más comunes son puertas, ventanas, ventanillas de autos, espejos retrovisores, entre otros. Es importante mencionar que no debes abusar de ellos.

El marco, necesariamente, no tiene que ser rectangular o cuadrado. Tampoco tiene que estar completamente cerrado para que haga su función. La función de este es llamar la atención sobre lo que está dentro de él. Por consiguiente, no necesariamente debe estar completamente cerrado.

Fotografía suministrada por José A. Almodóvar.
Fotografía suministrada por José A. Almodóvar.

Recomendación para uso del marco

En esta técnica, el protagonista debe ser lo que estás enmarcando y no el marco en sí. Una buena recomendación es, luego de elegir tu sujeto que vas a fotografiar, buscar elementos que estén en el primer plano. Este elemento, debe atraer la atención sobre la imagen sin quitarle el protagonismo a tu sujeto principal. Presta atención a la distancia que hay entre tú y el marco, o entre éste y el sujeto. Y, explora con ellas a ver cuál te gusta más. También, puedes aumentar la distancia focal para comprimir la perspectiva o reducirla, para aumentar la sensación de distancia entre ellos.

Al cambiar la apertura del diafragma puedes conseguir que aumente o disminuya la profundidad de campo. Así, darás mayor peso a la zona de la foto que está enfocada. Ten en cuenta que el espectador siempre espera ver algo interesante dentro de este.

Si te interesa aprender a desarrollar esta técnica te recomiendo que salgas a practicar. Verás las imágenes tan interesantes que podrás obtener. Puedes compartir tus fotos de naturaleza utilizando esta técnica bajo esta publicación y/o en nuestro “fan page” de Facebook.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *