Reinita Mariposera

Publicada el Categorizado como Conservación, Crecimiento fotográfico, Modalidades Fotográficas
Reinita mariposera - Foto suministrada por Rosa Ortiz.
Reinita mariposera - Foto suministrada por Rosa Ortiz.
Home » Artículos » Conservación » Reinita Mariposera

En esta ocasión te voy a hablar de otra de nuestras 19 aves endémicas del archipiélago de Puerto Rico. Ahora le tocó el turno a la Reinita Mariposera (Setophaga adelaidae), también llamada Reinita Puertorriqueña. Esta especie fue nombrada en honor a la joven Adelaide Swift. Ella era hija de Robert Swift, quien capturó el primer espécimen para el Smithsonian Institution.

Esta ave, puede medir 12 cm y llega a pesar 7gr. Su parte superior, es decir su espalda, es mayormente gris. Mientras que su pecho y garganta son de color amarillo intenso. La parte inferior de su cola es blanca. Tiene listas superciliares (en el plumaje del rostro) amarillas que se extienden hasta el área de los ojos y fosas nasales (lorum). Bajo cada ojo tiene una media luna blanquecina. La Reinita Mariposera se encuentra principalmente en los bosques secos del sur de Puerto Rico y en los bosques de la Cordillera Central.

Fotografía tomada por Ros Ortiz.
Fotografía tomada por Rosa Ortiz.

Hábitos de la Reinita Mariposera

La Reinita Mariposera se alimenta, principalmente, de insectos que atrapa activamente en las hojas o ramitas. Entre sus presas figuran saltamontes, escarabajos, chinches, orugas y moscas. En ocasiones también come arañas y hasta pequeños anfibios como los coquíes. Es muy común que se integre a bandadas mixtas con otras aves como San Pedritos, vireos y otros parúlidos. Los parúlidos son aves pequeñas, a menudo coloridas y que solo existen en el “Nuevo Mundo”. Los miembros de esta familia suelen ser insectívoros.

Su nido es en forma de copa. Suele construir sus nidos desde 3-20 pies de altura en algún árbol o arbusto. La hembra suele poner de 2 a 4 huevos. Estos son blancos con manchas color marrón.

Fotografía de Rosa Ortiz.
Fotografía de Rosa Ortiz.

Canto

En eBird describen su canto de la siguiente manera. “Una serie rápida de notas dulces que se aceleran a medida que el canto progresa antes de volver a disminuir en velocidad hacia el final.” La llamada es un dulce chic ligeramente chirriante y puede cantar en cualquier época del año.

Aunque su estado de conservación es de poco motivo de preocupación, no debemos destruir su hábitat. Puerto Rico es un territorio pequeño y si perdemos una especie no tenemos forma de recuperarla.

Como siempre, te exhorto a que, si tienes fotos de ella, las compartas bajo esta publicación o en tus redes utilizando el #apfona.

4 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *