Retratar animales en movimiento

Publicada el Categorizado como Composición, Crecimiento fotográfico, Modalidades Fotográficas
Retratar animales en movimiento - Foto suministrada por Carlos Carmona
Retratar animales en movimiento - Foto suministrada por Carlos Carmona
Home » Artículos » Composición » Retratar animales en movimiento

Nos encanta retratar todo en la naturaleza, pero, ¿cómo podemos retratar animales en movimiento? Aquí te ofreceré algunos consejos para lograrlo. Lo primero que debes identificar es un lugar donde consigas animales salvajes. Puedes empezar buscando en parques y bosques locales. Verás la gran cantidad de animales que vas a encontrar. Los animales salvajes en parques públicos suelen ser menos tímidos ya que están acostumbrados a ver personas en el área. 

Si es una especie que no conoces previamente, dedícate a observarla. Su patrón de comportamiento y sus hábitos. Mientras más tiempo pases observándola, más fácil se te hará predecir su comportamiento. Por consiguiente, podrás planificar hasta cuándo disparar tu cámara para lograr la acción que deseas conseguir del animal. En el caso que sea un ave, puedes predecir el movimiento antes de que salgan volando. Recuerda, además, enfocar al animal y mantener el enfoque sobre él cuándo estés disparando.

Debes configurar la cámara antes de tratar de capturar una acción de algún animal. Si esperas a tener la acción frente a tus ojos, es casi seguro que no podrás capturarla. Para conseguir buenas tomas del movimiento del animal, debes colocar la velocidad de obturación rápida. Con esta acción lograrás congelar el movimiento adecuadamente. Una velocidad lenta hará que tus fotos salgan borrosas. Puedes comenzar con una velocidad de 1/500, aunque hay escenas que requieren 1/1600, 1/2000 o más, para que el movimiento quede bien congelado. Otro consejo es que dispares en ráfaga, así tendrás la oportunidad de capturar el mejor movimiento con tu cámara. 

Fotografía de Carlos Carmona
Fotografía de Carlos Carmona

Consejos adicionales para retratar animales

La apertura debe estar lo más abierta posible para capturar más luz, ya que la velocidad será muy rápida. Con esto, también lograrás que el sujeto quede aislado de su entorno. Ya que la velocidad alta no permitirá la entrada de mucha luz, podrías compensar usando un ISO alto. Aunque es alta la posibilidad de que la imagen salga con mucho “ruido”. En la actualidad, casi todas las cámaras modernas compensan ese factor. De todas formas, podrás corregir ese “ruido” en edición. Sin embargo, si hay mucha luz en la escena con un ISO 100-200 será suficiente.

Un último consejo, se recomienda que no uses el zoom al máximo. Con ello evitarás cortar las patas, cabezas, rabo o pico del animal, cuando comience a moverse. Debes dejar espacio o aire para donde crees que el animal se va a mover. Es muy frustrante congelar una buena escena y que en la toma salga el cuerpo cortado por algún lugar. Como ves, retratar animales en movimiento no es tan difícil si practicas y sigues estos consejos.

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *